Locutores Publicidad

Blog destinado a la locución, la publicidad, los medios y sus profesionales.


Deja un comentario

El trabajo en la Cabina de Radio

Ya sé que mueres por ingresar a la radio y tener tu propio horario en esa estación que tienes en la mira. No te preocupes, ¡pronto lo lograrás! Por lo pronto aquí te adelanto algunas de las generalidades que debes conocer antes de llegar a ella.
a) Elimina el supuesto de que se escucha mejor tu voz al aire si estas parado. Con la tecnología de hoy, el acústico mejorado y en general el equipo de primera calidad harán el trabajo. Siéntate, pongo cómodo(a), estar parado solo te dará cansancio de espalda y de pies.
b) Las cabinas de radio generalmente son pequeñas, solo están diseñadas para contener el equipo de transmisión, el material de apoyo y el número de sillas de las personas que sean necesarias. No uses la cabina como punto de reunión. La radio transmite las 24 horas al día y siempre estará en uso por alguien.
c) Se ordenado y administra tus recursos con gran responsabilidad. Llega 15 minutos antes del turno y ubica las necesidades para comenzar tu jornada al aire. Cuando sea momento de partir, retírate lo más pronto posible, un compañero locutor sigue en el siguiente turno y ocupa espacio para organizarse. Generalmente son cruciales los primeros minutos, se debe revisar que avisos o memos hay de la dirección. Siempre habrá novedades, consideraciones, instrucciones. Para eso quieres estar concentrado y por supuesto sin distractores de gente en cabina.
d) Olvídate de fumar en cabina, está prohibido en la mayoría de las estaciones, incluso comer dentro de cabina; imagina los olores desagradables que provocarían. La cabina siempre debe lucir lo mejor posible porque nunca sabes cuándo llegará una visita, un entrevistado o el dueño de la radio.
e) Apaga el celular. La radio, los radioescuchas y sus menesteres son primero. No hay cabida profesional para que atiendas las llamadas de familiares, novios celosos, vendedores de seguros, psicólogos, etc. Olvídate de tu vida personal en cabina, allí adentro eres otra persona y tienes que enfocarte para que no haya errores de operación o locución y sobre todo allá atención en todas las áreas para las que tienes que estar al 100%. En situaciones de emergencia sería prudente poner tu celular o móvil en vibración para que no interrumpa una transmisión en vivo y regresa la llamada al final de tu turno.
f) Evita el desorden. Es muy fácil que se acumulen todos los diarios o periódicos de la ciudad en cabina, hojas, memos, etc. Hay locutores que toman nota de cada llamada o simplemente se hacen recordatorios a sí mismos. Evita todo lo que estorbe, entre más despejada la cabina, será un lugar más agradable dónde transmitir y tendrás esta sensación de liviandad y limpieza.
g) Procura la limpieza de la esponja protectora del micrófono. Esta es una parte muy sensible para almacenar gérmenes. Exige que se reemplace periódicamente. Tu voz debe estar impecable. Debes evitar cualquier amenaza de infección en tu garganta.
h) Higiene personal. Quizá te suene risible pero la cabina o estudio es un lugar pequeño y a pesar contar con aire acondicionado, esta guarda mucho los olores.
i) Siempre ten a la mano el material de emergencia como los números telefónicos de los departamentos de publicidad, continuidad, producción, ingeniería, etc. Así mismo material de respaldo por si hubiera alguna falla técnica al aire.


Deja un comentario

El locutor y la entrevista en la radio

Supongamos que por fin lo lograste y alguien muy importante te entrevistará en la radio. Ya tienes tu Curriculum Vitae o Solicitud de Empleo y por supuesto tu Demo bien elaborado. Con estas dos armas estás listo para enfrentar la cara de la radio, enamorarlos con tu carisma y pedir una oportunidad.

Obviamente tu discurso estará creado bajo el formato de la estación que visitas. Si la estación es musical tropical, tu demo debe ser enfocado a este tipo de estación/locución: es lo ideal.

Aquí algunas recomendaciones para lograr el éxito en esa entrevista:

• No demuestres que estas desesperado por ingresar a la radio. Es muy diferente verse interesado a desesperado. A la gente de la radio no le gusta sentirse presionado con tus ganas incontroladas de ingresar.
• Llega temprano a tu cita, así tengas que esperar más, es de mal gusto que llegues tarde.
• Si ya habías dejado anteriormente documentos y material auditivo, llévate una copia de todo de nuevo. Nunca sabes cuándo se pierden las cosas.
• Ensaya las respuestas a posibles preguntas de rutina como metas, salario, personas que admiras, gustos personales, etc.
• No seas la persona que solo responde a las preguntas, trata de tomar tu palabra en los momentos donde se te indique y también en aquellos momentos donde sea oportuno según la plática. No te estoy pidiendo que seas el entrevistador, recuerda que esa parte no te corresponde pero cuando ingreses a la oficina de la entrevista, trata de dar una ojeada rápida para identificar posibles temas de conversación para romper el hielo y entablar una conversación natural y agradable. Quizá la foto en Disneyland, el disco de Mozart, la bebida sobre el escritorio te pueden dar un comentario que ayude a comenzar una entrevista más amigable.
• Que tus ojos no se pierdan de vista y que tus palabras se mantengan bien enfocadas en transmitir el mensaje de que quieres obtener una oportunidad en la radio. Demuéstrate interesado en todo momento.
• Date la oportunidad de preguntar dos o tres preguntas; tampoco debes quedarte con dudas mayores.
• Sugiere al entrevistador un tiempo o vigencia para que pueda emitirte una respuesta de contratación, en caso de no obtenerla en esa primera entrevista.
• Viste prendas para el momento, vístete como si ya fueras una personalidad pública de radio. No te pido que vayas de traje si quieres estar en una estación de rock, no te pido que vayas informal cuando quieres ser el próximo conductor de noticias. Viste de acuerdo a la personalidad que quieres ser, ¡nada mejor que tener estilo! Viste como si fueras una persona que representará esa radio.
• Averigua las generalidades de la programación actual de la estación. Si puedes, sintoniza varios días la emisora para que estés familiarizado con sus contenidos. Esto para prevenir que se te haga una pregunta y no sepas contestarla.
• Después de la entrevista, un gesto de “gracias” vendría muy bien a través de una nota a la secretaria, un correo electrónico o una llamada.

Fuente: http://cursoslocucion.com/


Deja un comentario

Tips para mejorar el ritmo de la locución

Para evitar la monotonía en la entonación, es importante que pongamos énfasis en ciertos detalles como las palabras importantes, la pronunciación, el tono, la intensidad y las pausas.

Recuerda:

*Subrayar las palabras que deben ser destacadas o que son especialmente complicadas; para locutarlas con variaciones de modulación.
*Leer antes en voz alta el texto.
*Hay que ser correcto en el lenguaje.
*No leer, contar.
*No utilizar vulgarismos.
*Conocer las pronunciaciones extranjeras sin llegar a ser pedante, sobre todo del inglés, alemán y francés.
*Hacer pruebas de volumen, para controlar que el nuestro no sea ni muy alto, ni muy bajo. 1

1 Confront, BLANCO, Alejandro, GALLEGO, David, Manual sobre radiodifusión Onda Puerto Radio, pg 15-16, http://www.ondapuerto.com

🙂


Deja un comentario

¿Cómo armar mi demo de locución?

Todo locutor debe tener un buen demo en el que pueda mostrar todas las aptitudes y profesionalismo de su voz. En locutores publicidad compartimos este articulo con algunos consejos que puede ser útil para más de uno.

Consejos para armar mi demo de locución.
Los demos tienen la ventaja de ser libres. He escuchado los tradicionales y otros más creativos, en resumen tu puedes incluir en tu demo lo que se te pegue la gana, sin embargo hay algunas consideraciones que puedes tomar en cuenta para que tu demo aumente sus probabilidades de agradar y ser escuchado desde el primer al último segundo.

1. Los expertos dicen que debe durar entre 3 y 10 minutos. Todo depende que tipo de demo y contenido quieras presentar. Un demo de más de 10 minutos generalmente da flojera. Recuerda que estamos hablando de un Demo personal cuya única finalidad es mostrar tus habilidades de locución.

2. No lo edites demasiado. Los ejecutivos de radio que escucharan tu demo son conocedores de la edición, se notará y pensarán que si todo lo que dices está cortado es porque no tienes la habilidad de decir frases largas sin equivocarte. No adornes demasiado tus segmentos hablados con fondos y efectos. Lo que debe resaltarle al oído es tu voz, nada más.

3. Si tu giro es musical por favor sólo incluye 10 segs de una canción, no más. No malgastes el valioso tiempo de un demo poniendo melodías. Te recordamos que en el demo, la estrella debe ser tu voz.

4. Trata de que cada segundo sea bueno para escuchar. Si hay una parte aburrida o mal hecha hasta allí llegara su reproducción. Tu misión es asegurarte con buen contenido para que tu demo se escuche completo.

Este podría verse interrumpido si…
a) Se escucha algo de mal gusto
b) Se escucha algo poco profesional o demasiado amateur
c) Se escucha mucha repetición de lo mismo y lo mismo
d) Se escucha su calidad técnica muy pobre
e) Si suena el teléfono (también es un factor)
f) Si alguien interrumpe (otro muy factible)
Por las últimas dos razones, favor de elaborarlo corto para que pueda escucharse sin complicaciones. Recuerda, debe ser muy importante para ti que sea escuchado. El demo es efectivo cuando gusta.

Fuente: cursoslocución


Deja un comentario

Cuidado de la voz en locutores

La voz es y ha sido, a través de la historia, una herramienta fundamental de comunicación en los seres humanos.
El hombre muestra como percibió la necesidad de comunicarse con los demás a través de diferentes sonidos producidos con la laringe, que día a día se fueron modificando de acuerdo a la intención y emociones hasta llegar a la palabra; con el trascurrir de los años se lograron avances importantes a nivel socio-cultural, donde se conformaron diversas comunidades gracias a procesos de interacción comunicativa mediados en su mayoría por el código oral. Es por esto que la voz además de ser un proceso físico-acústico es la herramienta principal de interacción y socialización.

La voz profesional se define como “el resultado de conductas de uso vocal que permite a una persona realizar su tarea habitual”, con esto se puede afirmar que cualquier profesional que requiera de la voz para cumplir efectivamente con sus demandas laborales será catalogado como profesional de la voz.

Hoy en día la voz tiene un valor agregado. La sociedad actual cuenta con un gran número de profesionales competitivos que requieren de habilidades comunicativas para generar impacto en su entorno laboral. El uso permanente de la voz, los factores de riesgos en cada uno de los contextos y la realización de conductas vocales inadecuadas puede ocasionar desequilibrios en la función vocal, aumento en los niveles de incidencia y prevalencia de alteraciones estructurales y funcionales.

El locutor es un profesional de la voz hablada, encargado de trasmitir diversos mensajes y tipos de información a una audiencia determinadas en situaciones específicas en situaciones específicas. Esto implica que al trabajar con su voz debe manejar todos los aspectos referidos a la respiración, articulación, prosodia y fluidez, para lograr una producción adecuada. es por todo ello que este profesional debe tener en cuenta algunos cuidados respecto a su voz.

¿Qué entendemos por higiene vocal?

Entenderemos por higiene vocal todos aquellos procedimientos dirigidos a permitir el autocuidado de la voz, especialmente en aquellas personas que hacen un uso profesional de la misma. Para llevar a cabo una adecuada higiene vocal es necesario tener en cuenta una serie de precauciones para evitar la irritación y desgaste inútil de las cuerdas vocales, aún en situaciones en que no se haga uso de la voz.

MEDIDAS DE HIGIENE VOCAL

Hábitos de higiene vocal

· Limitar la cantidad de tiempo de habla. Hablar lo justo y necesario, sobre todo si se siente que su voz se cansa con facilidad.
· No forzar la voz en situaciones de mucho ruido ambiental.
· Evitar gritos e imitación de sonidos onomatopéyicos.
· Cuidar los cuadros catarrales y el reflujo gastroesofágico. El reflujo puede dañar gravemente la laringe y afectar la producción de la voz.
· Evitar hablar de manera prolongada a larga distancia y en el exterior.
· Evitar toser o aclarar la voz (carraspear) excesivamente. Este acto puede dañar los pliegues vocales, en lugar de ello tomar agua.
· Evitar comidas picantes (Aji, mostaza, pimienta, etc.)
· Realizar reposo vocal después de una jornada de gran uso de su voz.
· Cuidar una dieta balanceada, incluyendo vegetales, frutas y granos enteros.
· Mantener una postura corporal adecuada mientras hace uso de su voz.

Posturas inadecuadas producen compensaciones musculares que pueden afectar a la zona cervical y laríngea.

· No poner en tensión la parte alta de su tórax.
· No apretar los dientes ni tensar la mandíbula o la lengua.
· No fumar (fumar es uno de los factores principales en la formación de cáncer laríngeo, además irrita las cuerdas vocales y las reseca).
· Ritmo regular y estable de sueño.
· No usar anestésicos locales, ni aspirina previo al uso de la voz.
· Vocalizar previo al uso de la voz, no hablar “en frio”. Realizar ejercicios de calentamiento vocal antes de hablar.
· Evitar ambientes muy secos, con excesiva calefacción o aire acondicionado. Esto disminuye la hidratación de las cuerdas vocales.
· Tomar al menos 2 litros de agua por día (entre 8 y 10 vasos por día). Los pliegues vocales necesitan estar lubricados con una capa delgada de moco para poder vibrar eficientemente. · · La mejor lubricación puede lograrse tomando bastante agua.
· Evitar hablar demasiado rápido.
· Evitar reír a carcajadas.
· Evitar tomar alcohol ni café ya que el alcohol y la cafeína deshidratan las cuerdas vocales.
· Evitar hablar demasiado fuerte ya que puede traumatizar las cuerdas vocales. En el caso de tener que utilizar la voz hablada con niveles altos de intensidad realizar entrenamiento fonoaudiológico.
· No susurrar. Provoca tensión en la laringe.
· Ante el menor síntoma de cambio de la calidad vocal (EJ: voz opaca, pérdida de notas agudas y/o graves, quiebres de voz, problemas con el vibrato, aparición de ruido en la emisión, · · pérdida de volumen, cansancio vocal, dolor, irritación, etc) consultar inmediatamente a un O.R.L. y fonoaudiólogo especializado en voz.
· No imitar voces, esto puede producir hiperfunción o hipofunción y posteriormente lesión orgánica en las cuerdas vocales. Si se debe imitar voces profesionalmente como por ejemplo en doblajes realizar entrenamiento vocal.
· Evitar áreas polvorientas y con mucho humo. Esto irrita y deshidrata las cuerdas vocales.
· Evitar estados de nerviosismo. La voz está directamente relacionada con las emociones.
· No utilizar descongestionantes, antihistamínicos o fármacos no prescriptos por el médico. Algunos medicamentos pueden producir deshidratación en las cuerdas vocales.
· Ante una disfonía de más de una semana de duración consultar inmediatamente al O.R.L.
· Las mujeres deben limitar en lo posible el uso de la voz antes y durante su ciclo menstrual.
· Evitar los químicos, pinturas y artículos de limpieza. Si debe usarlos colóquese un tapabocas que cubra la nariz y la boca.
· Control periódico con profesional idóneo. (Fonoaudiólogo y Otorrinolaringólogo)
· Recibir entrenamiento vocal con Fonoaudiólogo especialista en voz.

🙂


Deja un comentario

La Vocalización en la locución

La palabra vocalización se utiliza para hacer referencia al acto de vocalizar, es decir, de preparar la voz que una persona debe hacer antes de usarla en público, normalmente cuando se trata de cantantes o de personas que se dedican a hablar en público. La vocalización es siempre muy importante y no debe ser salteada porque del mismo modo que sucede con los músculos o con otras partes del cuerpo, el uso intensivo de las cuerdas vocales sin descanso o sin preparación puede fácilmente generar lesiones que pueden hacer perder la voz de manera momentánea o extendida.
Cuando una persona se dedica profesionalmente al uso de sus cuerdas vocales para cantar o para dar discursos en público, por ejemplo, es importante recurrir a la vocalización antes de llevar a cabo el acto en público. La vocalización supone precalentar las cuerdas vocales (del mismo modo que se pueden precalentar otros músculos cuando se hace por ejemplo una rutina aeróbica) para evitar que estas, ante el intensivo uso, se lesionen y dejen a la persona sin habla (además de con posibles dolores). Obviamente, dependiendo del tipo de necesidad que tenga la persona la vocalización podrá ser de mayor o menor intensidad.

Modulación
Del latín modulatĭo, la modulación es la acción y efecto de modular. Este verbo tiene varias aplicaciones y usos, como variar las cualidades del sonido o del canto, modificar los factores que intervienen en un proceso para lograr diferentes resultados, pasar de una tonalidad a otra o alterar el valor de la frecuencia, amplitud o fase de una onda.
La modulación de la voz hace referencia al cambio de tono con armonía y suavidad, es decir, sin que resalte a oídos del oyente. Los locutores y los actores deben estar capacitados para modular la voz de acuerdo al género que transiten, sin perder claridad en la expresión ni elegancia.

Fuente: http://www.buenastareas.com

🙂


Deja un comentario

Como manejar las pausas en la locución profesional

La puntuación en un guión comercial nos sirve para añadir significado en más de una forma.
Por ejemplo: La emoción, el Sentido del humor, el Fraseo, la Clarificación, la Marcación de tiempos, Facilitar la lectura.

Muchas personas no prestan demasiada atención a la puntuación y por lo tanto no ven su potencial. Este artículo no pretende ser una clase de gramática ni mucho menos. Pero trataremos algunos puntos clave que te darán una idea de los obstáculos más comunes a los que te puedes enfrentar en la locución comercial y cómo puedes manejarlos.

5 razones por las cuales muchos guiones son “problemáticos”

1. No todos los guiones comerciales son escritos por guionistas profesionales. Algunos ejecutivos, mercadólogos o incluso los mismos dueños de negocio, por diversas razones evitan asesoría profesional en este sentido y plasman sus ideas en papel, cuando en muchas ocasiones no tienen un buen uso del lenguaje.

2. Existen diferencias sustanciales al escribir un texto que será interpretado con la voz y un texto que será leído sólo de forma visual como el periódico local. De hecho, una persona promedio tiende a incluir en una carta o texto, palabras que no usa cotidianamente en su expresión verbal. Por lo que al tratar de interpretarlo en un discurso público o en una cabina de grabación, de entrada enfrentará algunos retos para interpretarlo correctamente. Aquí incluso guionistas profesionales que no están familiarizados con la fluidez de un texto que será interpretado vocalmente pasan por alto estas diferencias.

3. Algunos clientes no leen el guión en voz alta antes de dárselo al locutor, por lo que pasan por alto algunos errores en la redacción.

4. Otros clientes sí leen el guión en voz alta, pero al conocer la intención del texto lo leen de la forma en que desean que se escuche y no como está plasmado en el texto. Esto puede dar como resultado una interminable fila de obstáculos, frases confusas y una prosa sin pausas adecuadas.

5. El otro lado de la moneda es que existen locutores que ignoran por completo las comas y puntuaciones y no las usan a su favor. Hacer o ignorar cada pausa es una decisión que debe tomarse de forma profesional en nuestra industria.

Algunos ejemplos en los que es mejor ignorar las pausas.

• Para protegerse contra robo, siniestros, y desastres naturales, confíe en GNP.
• ¡La venta inicia el 9 de Febrero, a las 9am!
• Llame al “1-800-55-7676″

Algunos ejemplos en los que es mejor cambiar las puntuaciones.

Cuando el voice-over acompaña a una grabación de video, por lo general el lenguaje no es tan descriptivo, ya que ese es el objetivo de las imágenes. En estos casos también es importante seguir el ritmo de la transición de las imágenes, por lo que las pausas son distintas a las de una grabación de sólo audio.

Las 5 montañas más altas del planeta son el Monte Everest, K2, Kangchenjunga, Lhotse y Makalu.

En este caso es labor de dirección indicar que tan largas deberán ser las pausas entre cada uno de los nombres de las montañas (alrededor de 5 segundos). Estas pausas (comas) en la realidad son más bien “puntos y aparte”.

También existen casos en los que es mejor agregar puntuaciones.

Algunos guiones son redactados con frases tan largas que no hay espacios para que el oyente piense, no hay espacios que permitan hacer un énfasis en particular y sobre todo, no hay espacios para que el locutor tome un poco de aire. Las frases demasiado largas ponen en peligro cualquier redacción por muy buena que sea.

Extraoficialmente, encontramos que un guión bien redactado cuenta con pausas entre cada 3 y 5 segundos. Es importante darle tiempo al oyente para que procese la información que está recibiendo. El ritmo y el fraseo deben ser adecuados.

En algunos casos, debes analizar las puntuaciones y tomar una buena decisión al respecto.

¿Cuánto debería durar la pausa en la siguiente frase?

¡Adivina cuál es el descuento que tu concesionario Dodge te ofrece este fin de semana! ¡el 20%!
¡Adivina cuál es el descuento que tu concesionario Dodge te ofrece este fin de semana!… ¡el 20%!
¡Adivina cuál es el descuento que tu concesionario Dodge te ofrece este fin de semana!…. ¡el 20%!

Dependiendo del director obtendrás una respuesta diferente en cuanto a la duración de la pausa. Pero es tu deber tener una idea inicial clara de cuál es la mejor forma de interpretar el guión. Incluso, debes desarrollar un instinto que te indique el por qué cada una de las 3 versiones debería interpretarse de forma diferente.

Por ejemplo:

¡Adivina cuál es el descuento que tu concesionaria Dodge te ofrece este fin de semana! ¡el 20%!
En este caso podría tratarse de un comercial de 30 segundos con gran contenido de texto y donde no hay tiempo que perder.

¡Adivina cuál es el descuento que tu concesionaria Dodge te ofrece este fin de semana!… ¡el 20%!
En este caso el comercial podría tener un efecto especial como trompetilla o tambor antes de mencionar el porcentaje de descuento.

¡Adivina cuál es el descuento que tu concesionaria Dodge te ofrece este fin de semana!…. ¡el 20%!
En este caso podría tratarse de un comercial de T.V. donde es necesario hacer una pausa un poco más larga que permita hacer una transición de imagen antes de mencionar el descuento.

Finalmente, son las pausas sutiles hechas justo en el momento correcto lo que diferencia a un principiante de un verdadero profesional. Se trata de tomar buenas decisiones. Una vez que domines el arte de las pausas poseerás la esencia del timing, el énfasis y el drama.

Fuente: Worldvoicestudio

🙂


Deja un comentario

Tips para cuidar la voz

La voz humana ocupa en la actualidad un lugar importante en nuestras vidas, como ocupan la moda, las relaciones sociales… Utilizamos nuestra voz para expresar nuestras emociones interactuando con nuestros semejantes, pero para muchas personas es además una herramienta esencial en su trabajo diario.

Sin embargo no cuidamos de tan preciado bien como debiéramos. Los especialistas aseguran que las patologías de la voz siguen aumentando año tras año. A día de hoy, el 5% de la población española sufre algún trastorno de la voz que requiere atención médica. Profesores, cantantes, actores, locutores, conferenciantes o teleoperadores, entre otros, son los profesionales que presentan un mayor riesgo de padecer estos trastornos. Pero, sin lugar a dudas, el primer puesto lo ocupan los profesores de colegio, para los que la disfonía es la causa más frecuente de baja laboral.

Los trastornos de la voz suelen aparecer más frecuentemente entre los 25 y 45 años y ligeramente más en mujeres que en hombres. Su aparición suele venir acompañada de determinadas circunstancias como la falta de sueño, hablar más de cuatro horas diarias, carraspear y toser en exceso, el ruido y la sequedad ambiental, el humo y el consumo de alcohol. Evitar estos factores de riesgo es fundamental para prevenir estas afecciones.

¿Qué es una disfonía?
Con el término disfonía nos referimos a cualquier trastorno de la voz. Con ella se abre un amplio abanico de posibilidades pues no todas son iguales, ni mucho menos tienen la misma trascendencia. Las más frecuentes son las llamadas ‘funcionales’, que se producen por un abuso o un mal uso vocal, como cuando hablamos excesivamente y con una intensidad o tono superior al normal, gritamos, carraspeamos y tosemos en demasía, forzamos la vocalización, cantamos con una técnica inadecuada o inhalamos polvo, humo de tabaco y gases nocivos, además de beber alcohol. Este tipo de disfonías adquieren, en muchas ocasiones, la catalogación de enfermedad profesional, como en el caso de cantantes, actores y profesores.

Cuando el problema reside en una lesión de los órganos fonatorios, que en ocasiones se desencadena también por un mal uso o un abuso vocal, las disfonías adquieren el calificativo de ‘orgánicas’, siendo las más frecuentes las provocadas por la presencia de nódulos y pólipos. Los nódulos son la patología benigna más frecuente de las cuerdas vocales y se manifiestan principalmente en mujeres entre los 20 y los 50 años de edad. Por su parte, los pólipos afectan preferentemente a los varones de entre 30 y 60 años y requieren normalmente de una intervención quirúrgica para su resolución.
Un accidente de tráfico, un golpe con un objeto punzante, o cualquier otro traumatismo, un déficit auditivo y algunos trastornos psicológicos, como la neurosis o los comportamientos hipocondríacos, también pueden ser la causa de una disfonía.

Tratamiento
Cuando se presenta un problema de la voz que se alarga más de quince días o se repite con frecuencia es necesario acudir al otorrinolaringólogo.
El tratamiento de las disfonías, especialmente de las orgánicas, se asienta sobre tres pilares fundamentales: la medicación, la rehabilitación y la cirugía. Una buena alternativa es que el especialista coordine el tratamiento con logopedas, e incluso con psicólogos.
En muchas ocasiones basta con iniciar la rehabilitación para resolver una disfonía. En cada una de las sesiones se corrigen poco a poco los malos hábitos de emisión vocal enseñando al paciente técnicas de relajación de la laringe y de emisión de voz. Este tratamiento suele ser suficiente cuando se trata de nódulos de formación reciente. En cambio, los que son más antiguos requieren microcirugía laríngea antes de iniciar la rehabilitación para evitar que reaparezcan. Hay que señalar que este tipo de cirugía, aplicada tanto a nódulos como en el caso de pólipos y edemas, apenas ocasiona complicaciones y tiene unas expectativas de éxito cercanas al 98%. La cirugía también es muy eficaz en lesiones de las cuerdas vocales y ciertas malformaciones congénitas.
En los últimos años ha habido un aumento muy importante de recursos diagnósticos y terapéuticos en la patología de la voz. Además, con estos nuevos tratamientos, especialmente con los quirúrgicos, se obtienen mejores resultados y menos complicaciones.

En la infancia
Pero no hace falta cumplir los 25 años para estar en el punto de mira de estos trastornos. Las estadísticas muestran que el 30-40% de la población infantil en edad escolar presenta disfonía.
En general, si un niño presenta disfonía es porque habla muy alto. Creen que aumentando el volumen de su voz pueden imponerse a los demás. La pubertad suele traer por sí sola la solución al problema cuando la voz cambia y la laringe crece. Por ello, muy pocas veces se requiere una intervención quirúrgica. Aun así, se puede ayudar a los niños enseñándoles normas de higiene vocal. Por ejemplo, hay que enseñarles a articular bien las palabras, a no emitir sonidos mientras inhalan aire y a no agotar todo el aire mientras hablan, hasta el punto de que se les noten las venas del cuello. Padres y profesores han de trabajar unidos para cambiar los malos hábitos vocales del pequeño. Por supuesto se ha de educar con el ejemplo: no grite ni fume en su presencia y respete su turno de palabra pues, si le demuestra que le escucha, el niño no tendrá que gritar para demandar su atención.

Envejecimiento de la voz
Aunque con buena salud y longevidad el deterioro vocal se puede reducir o retrasar, lo normal es que hacia los 65-70 años la voz de los varones se haga más aguda, menos fluida, más inestable y lenta.
El cuerpo además contribuye a este deterioro. Llegados a esta edad las cuerdas vocales se arquean y los músculos de la cara y de la faringe se atrofian; en consecuencia la voz se vuelve más débil y temblorosa, lo habitual en un anciano.
Con todo, no hay que confundir las consecuencias del envejecimiento natural con una voz francamente patológica. Diferentes estudios demuestran con claridad que los varones de más de 65 años que han fumado durante más de 30 años un promedio de 20 cigarrillos al día tienen una voz menos clara y menos audible que aquellos que no han fumado.

Un caso especial: los mayores de 65 años
“Mi familia no me oye si le hablo desde otra habitación, me resisto a hablar por teléfono, me piden que repita lo que digo, me siento desplazado de las conversaciones a causa de mi voz…” Este es un ejemplo de la realidad que asola a muchas personas mayores de 65 años en nuestro país. Los datos hablan de aproximadamente dos millones de personas con esta edad (el 25%) que tienen problemas de voz, a los que de forma genérica los especialistas denominan presbifonía. En tales casos la voz se caracteriza por pérdida de aire al hablar, frases cortas y entrecortadas, falta de potencia o ligero temblor.
Pero este problema va más allá de la voz y, de un modo u otro, afecta a la calidad de vida y autoestima de quien lo sufre. Es más, tal y como apunta el doctor Jesús Algaba, presidente de la Sociedad Española de Otorrinolaringología, existe una clara relación entre la mala calidad de la voz en los ancianos y un estado de salud deteriorado.

Rehabilitación y cirugía
Para tratar la presbifonía, siempre que no exista asociada una enfermedad neurológica degenerativa, como el parkinson, o una afección pulmonar, como la EPOC, se pueden emplear dos procedimientos básicos: la rehabilitación vocal y la cirugía. Ambos buscan conseguir un cierre adecuado de la glotis para que el aire no se escape. Cuando el defecto de cierre es grande, la rehabilitación vocal no resuelve el problema y se debe emplear la cirugía. Por lo general, son intervenciones de corta duración, de poco riesgo y con buenos resultados.

Fuente

🙂


Deja un comentario

Cómo ser buen locutor

A lo largo del tiempo la radio ha sido uno de los medios de comunicación favoritos, en gran medida por su inmediatez. Hoy en día la radio es la compañía de muchos en sus tareas diarias, lo que hace que los locutores pasen a jugar un papel importante en la sociedad, convirtiéndose en conductores y protagonistas de todo tipo de programas, desde informativos hasta los de entretenimiento, por eso si te agrada este medio y deseas convertirte en uno de ellos te damos algunos trucos para que sepas cómo ser buen locutor.

En principio es bueno que sepas que la locución se estudia a través de cursos que varían de duración según el país, en este tipo de actividad se enseñan técnicas de dicción y proyección de la voz sobre las que te contaremos.

Lo primero que debe tomar en cuenta toda persona que desee ser un buen locutor es cuidar su dicción, las palabras deben pronunciarse correctamente, se debe conocer el significado y uso de las mismas, no se debe exagerar en su pronunciación, la idea es hablar de forma correcta.

El ritmo al hablar también es importante, pues en radio el público se siente atraído por tu voz y el ritmo de la misma, no se debe hablar demasiado rápido ni atropellado pero tampoco muy lento, aunque cada locutor con el tiempo desarrolla un estilo propio, al comienzo se debe poner atención en este aspecto.

Proyecta la voz sin gritar o forzarla, una vez que estés al aire es importante también que dejes un espacio entre tu boca y el micrófono para que la voz no suene saturada y no se sienta demasiado la pronunciación de determinadas letras como la S o la P

Cuando estas al aire o eres parte de un programa con otros locutores resulta muy importante esperar que uno termine antes de que comience a hablar el otro, este error es uno de los más frecuentes en locutores novatos, nada que no se pueda corregir con un poco de paciencia y coordinación

Habla y deja hablar, esta es la clave no sólo para ser buen locutor sino para ser un gran moderador o entrevistador, siempre es bueno esperar a que el otro termine de formular su planteamiento antes de hablar nuevamente.

Recuerda que, aunque no los veas, muchas personas pueden estarte escuchando, por eso es importante cuidar lo que se dice, desde el lenguaje hasta las palabras que usamos, todo cuenta. Nuevamente es oportuno mencionar el estilo, cada locutor tiene uno personal, sin embargo la inmediatez de la radio hace que todos se vean en la necesidad de ser cautelosos con lo que dicen.

Fuente: Uncomo


Deja un comentario

Cómo evitar la fatiga vocal

Quienes usan la voz como herramienta de trabajo, es especial los locutores, tienen que cuidarla. El abuso puede llevar a males que, tratados, tienen solución.

Cómo evitar la fatiga vocal

Cómo evitar la fatiga vocal

La voz humana es más frágil de lo que parece. Ante un esfuerzo, un descuido o el abuso, se quebranta y sufre el cansancio, como sucede con el resto del cuerpo.
Quienes la utilizan como instrumento de trabajo debieran saber que el habla también necesita horas de sueño y descanso para reponerse de la vorágine del día.
La fonastenia o fatiga vocal aparece, en estos tiempos, como un problema de fácil resolución, siempre y cuando se tomen los recaudos necesarios. Se trata de una de las patologías vocales más comunes que padecen con bastante frecuencia los profesionales que utilizan permanentemente la voz ?locutores y cantantes, en particular, pero también, por ejemplo, los docentes que hablan diariamente durante horas al frente de un curso, o telemarketers que lo hacen ante un teléfono? y, en menor medida, el resto de la gente. “Es el estado en que disminuye la fuerza vocal”, tal como definen los fonoaudiólogos. Para quienes la padecen, la gravedad no radica tanto en el problema en sí como en sus consecuencias respecto de la actividad que desarrollan.
Se acusa de responsables a la rutina, la ansiedad, la tensión nerviosa y a la falta de pausas adecuadas al hablar. También tienen influencia los ambientes ruidosos. Sea cual sea la causa, en algún momento la voz se resiente y se fatiga. Los signos son diversos y se manifiestan de modo distinto en cada persona.
María Cristina Ferrari, fonoaudióloga, docente, titular de la cátedra de Foniatría del Instituto Cosal, detalla los indicadores causales más frecuentes de fatiga vocal:

Resfríos o repetición.
Sequedad en la boca y en las vías respiratorias.
Ardor, picazón o dolor en la zona de las cuerdas vocales, que obligan a carraspear o a toser, generando efecto negativo.
Dolores y contracturas en la columna cervical.
Episodios esporádicos o frecuentes de disfonía (alteración de una o todas las cualidades vocales) o afonía (falta absoluta de la voz).
Tensión en el cuello al hablar y enrojeciento de la garganta.
Sensación de un cuerpo extraño en la garganta.
Variaciones en el tono de la voz (más agudo que grave).
Sensación de cansancio a nivel del cuello.
Agitación y cansancio general al final de la tarea.
Trastornos auditivos que impiden controlar la propia voz.
“Se puede afirmar que existen factores externos y personales que condicionan el estado de la voz”, sostiene la especialista, a la vez que remarca que “existen técnicas que ayudan a preservarla”.

Respiración inadecuada
La fonastenia o fatiga vocal proviene, en el 90% de los casos, de una respiración inadecuada. Comúnmente se habla durante la inspiración y se contraen los músculos del cuello en la expiración, lo cual es un error y un motivo de cansancio seguro. María Cristina Ferrari aconseja a sus alumnos y pacientes la técnica de la respiración costo-diafragmática, que consiste en “inspirar por la nariz y expirar por la boca, en forma de un soplo suave y prolongado”, indica.

Usar técnicas de relajación
La práctica progresiva de la relajación ayuda a eliminar tensiones y a lograr, al mismo tiempo, una fonación correcta. Después de una jornada ardua de trabajo, en que la voz ha sido la protagonista, el silencio será inevitable. Frente a esta situación hay que consultar al otorrinolaringólogo y prestar atención a los siguientes consejos:
No contener la respiración mientras se piensa lo que se va a decir.
Mantener la garganta relajada al empezar a hablar.
No usar frases más extensas que el ciclo respiratorio natural.
No tensionar el tórax, los hombros, el cuello y la garganta para inspirar o para emitir sonidos. El cuerpo debe mantenerse lo más alineado y relajado posible para que la respiración sea natural.
Evitar el abuso de sonidos no convencionales: silbidos, gruñidos, chillidos, imitación de ruidos de animales o de máquinas.
Evitar el cigarrillo e irritantes laríngeos, como el alcohol y el café, y los cambios bruscos de temperatura.
No exponerse a ambientes con aire acondicionado, calefacción exagerada o a ambientes cargados de humo.

Fuente: La gaceta

🙂