Locutores Publicidad

Blog destinado a la locución, la publicidad, los medios y sus profesionales.


Deja un comentario

El trabajo en la Cabina de Radio

Ya sé que mueres por ingresar a la radio y tener tu propio horario en esa estación que tienes en la mira. No te preocupes, ¡pronto lo lograrás! Por lo pronto aquí te adelanto algunas de las generalidades que debes conocer antes de llegar a ella.
a) Elimina el supuesto de que se escucha mejor tu voz al aire si estas parado. Con la tecnología de hoy, el acústico mejorado y en general el equipo de primera calidad harán el trabajo. Siéntate, pongo cómodo(a), estar parado solo te dará cansancio de espalda y de pies.
b) Las cabinas de radio generalmente son pequeñas, solo están diseñadas para contener el equipo de transmisión, el material de apoyo y el número de sillas de las personas que sean necesarias. No uses la cabina como punto de reunión. La radio transmite las 24 horas al día y siempre estará en uso por alguien.
c) Se ordenado y administra tus recursos con gran responsabilidad. Llega 15 minutos antes del turno y ubica las necesidades para comenzar tu jornada al aire. Cuando sea momento de partir, retírate lo más pronto posible, un compañero locutor sigue en el siguiente turno y ocupa espacio para organizarse. Generalmente son cruciales los primeros minutos, se debe revisar que avisos o memos hay de la dirección. Siempre habrá novedades, consideraciones, instrucciones. Para eso quieres estar concentrado y por supuesto sin distractores de gente en cabina.
d) Olvídate de fumar en cabina, está prohibido en la mayoría de las estaciones, incluso comer dentro de cabina; imagina los olores desagradables que provocarían. La cabina siempre debe lucir lo mejor posible porque nunca sabes cuándo llegará una visita, un entrevistado o el dueño de la radio.
e) Apaga el celular. La radio, los radioescuchas y sus menesteres son primero. No hay cabida profesional para que atiendas las llamadas de familiares, novios celosos, vendedores de seguros, psicólogos, etc. Olvídate de tu vida personal en cabina, allí adentro eres otra persona y tienes que enfocarte para que no haya errores de operación o locución y sobre todo allá atención en todas las áreas para las que tienes que estar al 100%. En situaciones de emergencia sería prudente poner tu celular o móvil en vibración para que no interrumpa una transmisión en vivo y regresa la llamada al final de tu turno.
f) Evita el desorden. Es muy fácil que se acumulen todos los diarios o periódicos de la ciudad en cabina, hojas, memos, etc. Hay locutores que toman nota de cada llamada o simplemente se hacen recordatorios a sí mismos. Evita todo lo que estorbe, entre más despejada la cabina, será un lugar más agradable dónde transmitir y tendrás esta sensación de liviandad y limpieza.
g) Procura la limpieza de la esponja protectora del micrófono. Esta es una parte muy sensible para almacenar gérmenes. Exige que se reemplace periódicamente. Tu voz debe estar impecable. Debes evitar cualquier amenaza de infección en tu garganta.
h) Higiene personal. Quizá te suene risible pero la cabina o estudio es un lugar pequeño y a pesar contar con aire acondicionado, esta guarda mucho los olores.
i) Siempre ten a la mano el material de emergencia como los números telefónicos de los departamentos de publicidad, continuidad, producción, ingeniería, etc. Así mismo material de respaldo por si hubiera alguna falla técnica al aire.


Deja un comentario

El locutor y la entrevista en la radio

Supongamos que por fin lo lograste y alguien muy importante te entrevistará en la radio. Ya tienes tu Curriculum Vitae o Solicitud de Empleo y por supuesto tu Demo bien elaborado. Con estas dos armas estás listo para enfrentar la cara de la radio, enamorarlos con tu carisma y pedir una oportunidad.

Obviamente tu discurso estará creado bajo el formato de la estación que visitas. Si la estación es musical tropical, tu demo debe ser enfocado a este tipo de estación/locución: es lo ideal.

Aquí algunas recomendaciones para lograr el éxito en esa entrevista:

• No demuestres que estas desesperado por ingresar a la radio. Es muy diferente verse interesado a desesperado. A la gente de la radio no le gusta sentirse presionado con tus ganas incontroladas de ingresar.
• Llega temprano a tu cita, así tengas que esperar más, es de mal gusto que llegues tarde.
• Si ya habías dejado anteriormente documentos y material auditivo, llévate una copia de todo de nuevo. Nunca sabes cuándo se pierden las cosas.
• Ensaya las respuestas a posibles preguntas de rutina como metas, salario, personas que admiras, gustos personales, etc.
• No seas la persona que solo responde a las preguntas, trata de tomar tu palabra en los momentos donde se te indique y también en aquellos momentos donde sea oportuno según la plática. No te estoy pidiendo que seas el entrevistador, recuerda que esa parte no te corresponde pero cuando ingreses a la oficina de la entrevista, trata de dar una ojeada rápida para identificar posibles temas de conversación para romper el hielo y entablar una conversación natural y agradable. Quizá la foto en Disneyland, el disco de Mozart, la bebida sobre el escritorio te pueden dar un comentario que ayude a comenzar una entrevista más amigable.
• Que tus ojos no se pierdan de vista y que tus palabras se mantengan bien enfocadas en transmitir el mensaje de que quieres obtener una oportunidad en la radio. Demuéstrate interesado en todo momento.
• Date la oportunidad de preguntar dos o tres preguntas; tampoco debes quedarte con dudas mayores.
• Sugiere al entrevistador un tiempo o vigencia para que pueda emitirte una respuesta de contratación, en caso de no obtenerla en esa primera entrevista.
• Viste prendas para el momento, vístete como si ya fueras una personalidad pública de radio. No te pido que vayas de traje si quieres estar en una estación de rock, no te pido que vayas informal cuando quieres ser el próximo conductor de noticias. Viste de acuerdo a la personalidad que quieres ser, ¡nada mejor que tener estilo! Viste como si fueras una persona que representará esa radio.
• Averigua las generalidades de la programación actual de la estación. Si puedes, sintoniza varios días la emisora para que estés familiarizado con sus contenidos. Esto para prevenir que se te haga una pregunta y no sepas contestarla.
• Después de la entrevista, un gesto de “gracias” vendría muy bien a través de una nota a la secretaria, un correo electrónico o una llamada.

Fuente: http://cursoslocucion.com/